Christian Bergara, el bartender que dejó la docencia para hacer lo que ama

    

Sus tragos, que hace casi con acrobacia, pueden degustarse en el bar Negroni, ubicado en Punta Carretas.

Cuando Christian Bergara era niño, sus tíos los llevaban a la cantina del barrio para ver al Peñarol de Chilavert, Pacheco y Bengochea. Allí se tomaba whisky en vaso tubo, vino cortado, medio y medio con caña, vermut y una rodaja de naranja. Él, pequeño, tomaba refresco, pero le llamaba la atención el detalle de la fruta cortada en el trago.

El whisky prevaleció en sus recuerdos, el primer cóctel que hizo fue un whiscola con el "peor" alcohol que él y sus amigos encontraron servido en una botella cortada, pero con una rodaja de limón. Sin embargo, a la coctelería llegó de paso mientras estudiaba para ser docente de química. Se formó, en parte, para ser más extrovertido.

La química y los tragos se fusionaban, dividía su tiempo entre esas dos profesiones, hasta que un día dejó todo para dedicarse a la coctelería. Pasó por boliches y bares, lo empezaron a llamar y a valorar su trabajo y, así, pudo lograr dedicarse a lo que ama. 

Hoy, en 2022, trabaja en Negroni Bar, un restaurante en Punta Carretas, donde Bergara dedica su tiempo y atención para complacer a sus clientes.

Javier Noceti / Montevideo Portal

Javier Noceti / Montevideo Portal

¿Cuál fue tu primer encuentro con la coctelería?

Fue de niño. Mis tíos me llevaban a la cantina del barrio para ver al Peñarol de Chilavert, Pacheco y Bengoechea. Allí se tomaba whisky en vaso tubo, vino cortado y medio y medio con rodaja de naranja con caña y vermut. Yo tomaba refresco, pero ya me llamaba la atención aquel detalle de la naranja en el vaso.

¿El primer trago que hiciste?

Fue en una juntada en el Prado con amigos de liceo. Compramos el peor whisky que encontramos y le metimos hielo, refresco cola y limón a una botella cortada por la mitad. Sublime y mágico.

¿Por qué decidiste ser bartender?

Empecé como una carrera “de paso” mientras estudiaba para ser docente de química. A la vez, quería hacer algo que me ayudara a ser más extrovertido. Hoy en día creo que lo logré con honores.

Javier Noceti / Montevideo Portal

Javier Noceti / Montevideo Portal

¿Cómo te acercaste a la coctelería profesional?

Estuve unos años trabajando en boliches bailables mientras estudiaba de día, hasta que me buscaron por mis ganas de aprender para trabajar más días, más horas y con mayor nivel. El punto de quiebre fue cuando dejé la carrera docente y me dediqué cien por ciento a la coctelería formándome en todos los niveles posibles.

Si tuvieras que elegir solo un trago en el mundo, ¿con cuál te quedas?

Elegiría el Gin Tonic, porque es muy versátil y existen tantas variantes como la imaginación lo permita. Hay una inmensa cantidad de gines, tónicas, almíbares, cordiales, especias, jaleas y un largo etcétera que se le puede agregar.

Nunca me aburriría de probar Gin Tonics.

Javier Noceti / Montevideo Portal

Javier Noceti / Montevideo Portal

¿Por qué las personas deberían de probar tu tragos?

Porque me tomo mi tiempo con cada cliente, les pregunto que les gusta y busco su bebida ideal dependiendo de sus gustos, preferencias y circunstancias de la noche. Además, utilizo una elaboración cuidada y casi acrobática, sumada al ambiente cálido y la excelente comida de Negroni Bar. Es todo un espectáculo ver cómo se preparan los tragos, deberían probarlos porque son únicos e irrepetibles.

¿Mejor recuerdo de tu camino como bartender? ¿Y el peor?

El mejor recuerdo fue cuando tomé la decisión de dejar la carrera docente y dedicarme a lo que amo. Fue un año fantástico y sigue siendo un sueño hasta el día de hoy.

El peor fue que en un principio tenía mucho miedo de hacerlo. No sabía que podía ser de mi futuro. Resultó bien porque con pasión y vocación todo se puede. Los animo a hacer lo que aman, ¡sin miedo al éxito!

¿Cuál es el trago más rico que realizaste? ¿Y el menos gustoso?

Siempre digo que tengo un mejor trago para cada persona, pero tengo algunos bebés de los que estoy orgulloso por la aceptación que tienen en el menú de tragos de Negroni Bar. Para los más valientes me gusta crear algo totalmente nuevo con lo que tengo a mano, así surgieron grandes creaciones que se incorporaron al menú.

Mi peor trago lo tengo bien identificado. Fue una noche trabajando como pasante en un boliche bailable súper desorganizado, confundí el jugo de ananá con el de limón en una “piña colada” (ron, crema de coco, ananá y azúcar). Resultó una cosa súper ácida e intomable, por suerte decidí probarla antes y solo yo me llevé el mal gusto.

Javier Noceti / Montevideo Portal

Javier Noceti / Montevideo Portal

¿Qué cosas no pueden faltar en tu barra?

Depende de que tanta libertad creativa tenga. En Negroni nos dan rienda suelta para crear e innovar, por eso no puede faltar la materia prima de calidad. Variedades de whisky, de gin, ron, licores internacionales, buena cristalería y distintos tipos de hielo. También me gustan los productos especiales caseros: almíbares, shrubs, cordiales, licores, decoraciones comestibles. Siempre me gusta tener un “as bajo la manga”.

¿Hay algún trago que recomiendes para alguien que quiere iniciarse en la coctelería?

Iniciarse en la coctelería no significa dedicarse a esto. Muchas personas aprenden a hacer tragos para agasajar a sus amigos en las reuniones y ser el alma de la fiesta. Es fácil, es solo querer hacerlo.

Para quedar como un rey/reina en un asado les recomendo: un vaso largo, lleno de hielo (muy importante el hielo), 1/3 de ron añejo, completar con refresco cola. Apretar a una distancia del vaso y con cara de entendido, medio limón para que caiga un poco de jugo y te saquen la foto. Una rodaja de limón de decoración y listo.

Javier Noceti / Montevideo Portal

Javier Noceti / Montevideo Portal

Si quiere enviarnos sus propias recetas, las recibiremos con gusto

gastronomia@montevideo.com.uy

Más recetas de Gastronomía

  • Una pizca patrimonial

    Este sábado y domingo se celebra el evento cultural con más concurrencia en todo el país. ¿Con qué comidas lo vas a acompañar?

  • Sabores asiáticos

    Coa, ubicado en Pérez Castellano 1423, se instaló en la peatonal este 2022 y abre sus puertas de miércoles a domingo.

  • Viveza criolla

    Si bien hay muchas maneras, hay una que demora menos tiempo. Tomá nota para acelerar el proceso.

  • Ricas cosas

    En la Ciudad Vieja se unen la música y la cultura, junto a una cena en tres pasos en clave guaraní.

Publicidad